miércoles, 16 de abril de 2014

LA NARIZ DE PILAR RAHOLA

Conocido es Carlo Collodi creador del personaje Pinocho. Collodi talló un personaje en  madera al que la magia convirtió en ser humano y crecíale la nariz proporcionalmente a sus mentiras.  Se llevó a rastras a su creador y se lo tragó una ballena, la cual, como si la de Jonás se tratara, los vomitó, posiblemente por los retortijones que le producían los embusteros en la barriga. Aquí nos tragamos hasta la hiel.


 Este consejo desinteresado de sabios que arropa a Artur Mas en su ruta de falacias y crispaciones entre la crédula e ilusa sociedad arrastrada por una conciencia de Pepito Grillo, sobresale Pilar Rahola Martínez (ahora, después Martinesss), como futura ministra de AAEE dada sus estupendas relaciones con Canadá, (bueno Quebec), Israel, Escocia, las TTVV hispanas y La Vanguardia. El autor del mentirijillas Pinocho lo publicó también con el título de Storia di un burattino (Historia de un títere), más apropiado para la futura minstra. Quizá su semejanza sea por lo del Pi (pino), sí, aquel partido que fundó con Colom (palomo). De estos dos fundadores de aquella aventura política los libró Millet, cuando menos del embargo de sus bienes, a costa de lo que mangó del Palau de la Música; el amiguísimo Millet, el que todavía anda por ahí de rositas hasta dentro de otros diez años en que salga la sentencia del juicio que suponemos se celebrará.


Futuros vice y ministros, sobre todo de economía y finanzas, bien adiestrados más que formados  por sus geppettos  Pujol y Mas, hábiles en ahorrar dinero, camuflar su destino y también pagar a mediadores para la imagen de su quimera secesionista en el exterior; ¿cobrarán un plus por su simpática e imprudente aventura?


 Posible ministro de justicia a la independentista, a sea, a la carta, el que fuera miembro del Constitucional Carles Viver Pi-Sunyer. ¡Cuantas cosas se descubren!. Por su amor a España fue condecorado con la órden de Isabel la Católica, ¡manda güiwols!. Y él acepta  la medalla de la mujer posiblemente más repudiada por los separatistas. Creo que ha dicho, más o menos, que el  independentismo catalán no es un problema de legalidad... Bien Sr. catedrático


 Pero el personaje que, sin duda alguna, no se adecuará, será el magnífico Durán i Lleida, conocido como el hombre de las mil corbatas. No tendrá cartera porque sus propios conmilitones lo despreciarán ya que se habrá quedado sin fuerza al destruir con sus incoherencias su propio partido. El diputado representante del Parlamento en temas internacionales (¡manda güiwols de nuevo!) que mejor se adapta a banderas y situaciones. Aquel que no es separatista, el amigo de la curia catalana, pero que no comprende la postura del resto de los españoles catalanes.  No, nadar y guardar la ropa no es posible Sr. Durán.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenidos sean todos los comentarios, salvo aquellos provocadores, injuriosos o que expongan falsedades o críticas perversas, siendo responsabilidad de los autores el contenido de los textos.