martes, 6 de noviembre de 2012

ARTUR MAS Y LA LIBERTAD INDEPENDENTISTA

La última aventura -esperemos que no sea la penúltima- del independentismo catalán fue la proclamación del Estat Catalá por parte de Companys. Hubo muertos.  No duró 12 horas porque no tuvo el apoyo popular que esperaban, a pesar de que desde la Generalitat se hizo contínuos  llamamientos a los ciudadanos en defensa de las libertades de Cataluña. Paradójico es que Dencás, complice de Companys y uno de   los responsables de la sedición, hiciera desde la radio llamamientos a los obreros finalizando con un ¡Viva España! (¡?!?); no sería extraño que Artur Mas acabe diciendo que sus pasos son en beneficio de España, pero que en Madrid no le entienden. 

Fuerzas milicianas con la bandera del Estat Catalá

Artur Mas, continúa con su imparable retahíla de disparates. Parece que ha perdido el norte. Si recientemente ha sacado el origen y apellidos a relucir, dando motivos para ser lanceado acusándole de racista, ayer dijo que no le parará ni tribunales ni constituciones. Palabras un tanto atrevidas, quizá dichas para distraernos de su fracasado viaje, turístico por los resultados, a Moscú.  El obispo de Solsona y el auxiliar de Barcelona deberán, cuando menos, llamar la atención a un católico que ha jurado una ley que se la pasa -hablando en román paladino- por sus vergüenzas, pero no es de esperar respuesta alguna, basta el silencio: el amor a la patria está por encima de "todo", y no es nuevo en determinados clérigos, que en lugar de dedicarse plenamente a todos sus feligreses  lo hacen colaborando con la izquierda o derecha independentista, según convenga.
La temeraria aventura que intenta conducirnos Artur Mas y sus conmilitones es de tal magnitud que sólo se puede justificar por intereses personales importantes. No se sabe con claridad el motivo por que se ha metido ta apresuradamente en este lío, apoyado por la familia Pujol y el Conde Godó, entre otros clanes, y demasiadas entidades subvencionadas por el poder con el dinero de todos los españoles.

Ni las urnas ni el pueblo: ellos serán los principales responsables.

No se puede comparar a Artur Mas ni CiU con el nacional-socialismo, si bien es cierto que identificó aquellos líderes no respetar la democracia y autoproclamarse únicos garantes del desarrollo y libertades de sus respectivos pueblos.  Tampoco se debe ocultar el riesgo de que el independentismo legisle lo que le venga en gana, que también podría suceder con el planteamiento del oportuno federalismo electoralista del PSC-PSOE (¡más aventuras no, por favor!). No es necesario irse a tiempos pretéritos de la Renaixença donde Valentín Almirall -padre del nacionalismo de izquierdas-, hablaba de la raza catalana y la degeneración de la raza castellana; otros líderes  proponían prohibir la entrada en el principado a individuos de razas inferiores; el disparate del Dr. Robert sobre la raza catalana que se distinguía por la forma y tamaño del cráneo. Más cercanas tenemos manifestaciones de Jordi Pujol en su libro La immigració problema i esperanza de Catalunya: "El hombre andaluz (...) es anárquico (...) poco hecho (...) hace cientos de años  pasa hambre y vive en un estado de miseria cultural, mental y espiritual. Refiriéndose al catalán, a la decadencia por no proteger la lengua, escribió en su libro Des dels turons a l'altra banda del Riu: "Será un pobre hombre (...) con pobres hombres no se puede hacer nada: ni economistas, ni literatos, ni reformadores sociales, ni buenos torneros, ni buenos campesinos. Ni sabios. Ni artistas. Ni santos ". *
Marta Ferrusola, esposa del ex-president, en una conferencia arremetió con desprecio contra los musulmanes, de que sólo aprendan castellano y el peligro de la desaparición de Cataluña: "Mi marido dice que hay que tener tres hijos, pero las ayudas sólo son para esa gente que no sabe lo que es Catalunya. Sólo saben decir: dame de comer".* Gracias a la buena administración de su marido y la intencionada selección del origen de los inmigrantes por el idioma, Cataluña puede que solucione el problema demográfico gracias a los marroquíes.
Y más explícito fueron las contínuas manifestaciones de Heribert Barrera -fallecido el pasado año- químico, investigador, etc, etc. Primer presidente del Parlamento de Cataluña y ex-secretario de ERC. Se explayó con el libro Qué pensa Heribert Barrera : "El cociente intelectual de los negros de EEUU es inferior al de los blancos" (quizás obra del subsconsciente pensando en aquellos indianos que hicieron fortuna con la esclavitud y regresaron como burgueses promotores del nacionalismo catalán para defender sus intereses); "No veo fuera de lugar esterilizar a una persona que es débil mental por un factor genético"(...) Que ganamos con que en este momento se bailen en Cataluña tantas sevillanas? Nada. Ni que tengamos aquí unas mezquitas y haya cada vez más musulmanes".*
Hoy hay muchachos herederos del fanatismo de aquellos escamots ERC-Estat Catalá, conocidos como el fascio de Maciá. Los envenenan exaltando las sombras de nuestra historia y ocultando las luces comunes que tanta gloria han dado a Cataluña y los catalanes a España. Aunque se trate de una minoría son peligrosos porque practican métodos fascistas: ahora los butiflers (traidores), somos los no nacionalistas, pero si alcanzaran su objetivo secesionista perseguirían también a los jóvenes de CiU y a quien se oponga a sus ideas. Basta ver el patético video de la niña en brazos de un facultativo para protegerla separándola de su padre, al que unos chulos descerebrados insultaron y agredieron porque llevaba una bandera española. No se ha oido una voz en contra de quienes pregonan civismo frente a las provocaciones de España (¡?!). Y eso sí son métodos nazis (por acción u omisión),  que deben cortarse radicalmente en defensa de la verdadera libertad.


Juventudes de ERC desfilando a estilo nazi en Barcelona

Actualmente existen leyes emanadas del Parlament ("pueblo catalán") de espíritu democrático discutible, con sentencias en firme de altos tribunales en contra, que no acepta quien tiene el deber de aplicar como representante del estado. Eso también son actitudes antidemocráticas, y no pasa nada, quedando impunes las desobediencias. 
Al igual que en anteriores intentos secesionistas, el gobierno regional ha aprovechado un momento difícil y delicado de la nación para urgar en la herida en su propio beneficio, no en el de la totalidad de la ciudadanía. 
¿Qué futuro social tendría Cataluña con padres de estas ideas? Es una incógnita tan peligrosa que no merece la pena arriesgarse, y una bajeza moral pensar sólo en un sector de la sociedad, que ni tan siquiera es mayoritario, con el riesgo de arruinar a la totalidad.

                                     

*Javier Barraycoa. Historias ocultadas del nacionalismo catalán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos sean todos los comentarios, salvo aquellos provocadores, injuriosos o que expongan falsedades o críticas perversas, siendo responsabilidad de los autores el contenido de los textos.