lunes, 15 de febrero de 2010

NEGRIN, GARZON Y EL REY

Ya no es un solo comentarista sino varios los que dicen que Zapatero pasará a la historia como el  peor presidente de gobierno de España. Hasta ahora son sólo opiniones, más o menos subjetivas, pero diferente será cuando  sus camaradas  le apliquen el apelativo.
Se había otorgado tal nominación al   Dr. Negrín, último presidente de la II República Española. A diferencia de ZP, aquél hablaba más de cinco idiomas y gozaba de un gran prestigio como profesional antes de dedicarse a la política afiliándose al PSOE,  pero la diferencia está en que el título se lo concedió su  partido: su política insensata y criminal han llevado al pueblo español al desastre más grande que conoce la historia de España, dijo Largo Caballero, anterior presidente de aquel gobierno, que nombró ministro de Hacienda a su amigo Juan Negrín.
Negrín ha sido un personaje controvertido, polémico entre sus camaradas. En Cuenca lo apalearon militantes de su partido  (salvándole  de males mayores la policía). Siendo ministro de Hacienda envió a Moscú 460 Toneladas de oro, casi el 75% de las reservas del Banco de España. Eso sucedía en el año 1936, recién iniciada la guerra civil; proceder muy criticado, llegando a tildarle incluso de maquiavélico y derrochador.


Un hecho significativo, después de suceder a su jefe en la jefatura del gobierno, que también  generó disputas, fue el asesinato de Andreu Nin, y otros directivos del POUM  (partido antiestalinista).  Supuso un acontecimiento de trascendencia política  al ser Nin una de las personas más influyenes del pensamiento marxista en España. Negrín dijo desconocer el tema, quizás porque había sido ordenado desde Rusia y, naturalmente, no quería enemistarse con Stalin.


Él sabía que la conflagración entre Alemania y otros paieses estaba al caer y quiso aguantar a toda costa pensando que eso haría cambiar la posible victoria de los nacionales, por lo que arengaba a resistir, sin tener mayor consideración por las vidas que ello supuso. Viendo que estaba perdida la guerra, que era innecesario ese sacrificio, fue depuesto por el general Casado.
Como era previsor, al mismo tiempo,  expolió a sus compatriotas de la zona republicana, incautando todo lo que tenía valor.  Lo transportó a Méjico en el que fue yate real de Alfonso XIII, con la mala fortuna de que allí le esperaba Indalecio Prieto (periodista afiliado al PSOE, que ocupó varios ministerios y, con Negrín de Presidente, de Defensa Nacional, hasta que lo echó), teniendo sus disputas por el destino de esa fortuna. Posteriormente, el Dr. Negrín,  fue expulsado del partido, del PSOE.


Hoy he leido que su nieta, doña Carmen Negrín Fetter, quiere que se abstenga de participar en el asunto del Juez Garzón el Presidente del CGPJ, basándose en que éste, al igual que otros de determinada edad, juró los Principios Fundamentales del Movimiento.
Mire Vd. Sra. Negrín, no sé si su abuelo le habrá contado cómo se vivió la represión en la retaguardia republicana,  para Azaña, para su abuelo, roja. Ignoro si en sus memorias  hablará de las checas, de los juicios populares, de los asesinatos indiscriminados,  de los paseos, etc. Es problable que no lo haga porque aparentaba ante los paises que creía le podían ayudar, que era un defensor del estado de derecho, de la democracia, de la justicia, de la igualdad, vamos, de todo eso que fomentaba con su virtuoso ejemplo, pero nadie podrá negar que fue un  reformista, presidente del Gobierno de la II República Española, que permitió  se cometieran tan horrendos crímenes bajo su mandato, de los cuales fue el máximo responsable por razón de su cargo y porque no los desconocía
Respete la transición, por favor,  y deje que actúe la Justicia, porque, según su teoría, ni el propio Rey de España podría estar en La Zarzuela, ¿o acaso preferiría derrocarlo como hicieron con el abuelo de SM?

2 comentarios:

  1. Toda la caterva de extrema izquierda que habita en el PSOE y alrededores, ha salido en tromba a defender a Garzón de su procesamiento por prevaricación, acusando de "franquistas" a quienes pretenden -simple y llanamente-, aplicar la ley.

    La razón es bien sencilla: Garzón,juez socialista ,sectario y presunto prevaricador, es el custodio y guardían del sumario del "caso Faisán", el escándalo más grave de la historia de la democracia que supone nada más y nada menos,que la colaboración de un Gobierno con una banda terrorista, mediante un "chivatazo" que impidió una operación policial y su detención.

    A esto hay que unirle,Urdanautorum, que la izquierda que padecemos en España no tiene parangón en ningún país de Europa.
    Es lo más rancio,decimonónico,sectario y guerracivilista que se despacha.
    Regurgita una bilis y un odio revanchista que da pavor.
    Son los mismos que loan y jalean,miman y cuidan al asesino y genocida de Paracuellos, a ese Santiago Carrillo que anda de tertuliano,-¡¡cómo no!!- en la SER.
    Son los mismos que rinden homenaje y pleitesia a Marcos Ana.
    Conviene no olvidarlo,porque en cuanto tengan la ocasión, harán lo mismo que hace setenta años.

    Y en éstas entra el monarca en escena a invocando el consenso, los grandes acuerdos, los pactos de Estado. No lo hizo cuando Zapatero se embarcó en las reformas estatutarias, ni abrió la regia boca con el Estatuto catalán que pone en cuestión la unidad de España, el concepto de Nación y que aún espera sentencia del Constitucional después de tres años.
    Guardó un silencio ominoso con la ley de la Memoria Histórica y el revisionismo cainita del franquismo del que él es heredero directo. Calló con el Pacto del Tinell que suponía nada más y nada menos que la marginación y exclusión del PP de cualquier tipo de acuerdo político.
    No dijo nada cuando Zapatero se embarcó en la negociación/claudicación ante ETA, cuando se vilipendiaba y atacaba a las víctimas. Al contrario, respaldó al Iluminado monclovita con un "había que intentarlo".
    Ahora habla. Ahora pide un gran pacto de Estado.
    Antes no importaba que no hubiera consenso en temas trascendentales. Ahora sí.
    Ahora les hace el caldo gordo a los mismos que le pusieron la maleta en la frontera a su abuelo.

    Está visto que no aprenden.

    ResponderEliminar
  2. NATALIA
    Lamento estar de acuerdo en la totalidad de tu comentario.
    Lo lamento porque es la triste realidad de la España actual.
    Un afectuoso abrazo

    ResponderEliminar

Bienvenidos sean todos los comentarios, salvo aquellos provocadores, injuriosos o que expongan falsedades o críticas perversas, siendo responsabilidad de los autores el contenido de los textos.