martes, 27 de octubre de 2009

MENTIRAS I I


                                                  

Después de lo de Ágora,  lei sobre el libro "Batallas decisivas de la Historia" de Juan Carlos Losada, profesor de historia de un instituto de Barcelona - pobres alumnos- que, con toda seguridad, en lugar de formar deformará porque, si bien un mal docente oculta la historia por partidismo político, ya no tergiversar, sino mentir descaradamente demuestra la carencia de honradez profesional y la saturación de iniquidad.
Este profesor en su pasquín -editado para sus colegas-,  refiriéndose a D. Pascual Cervera Topete le llama, repetidas veces:  cobarde  y  derrotista.  Pero la  lindeza que colma el vaso es: Verdaderamente, si no hubiese sido por los muertos, habría sido un episodio digno del humorista Miguel Gila (sic). Produce náuseas condicionar a los muertos para transformar su tragedia en un chiste.
No merece la pena perder el tiempo refutando  argumentos llenos de mentiras. Unicamente, por respeto a la memoria de todos aquellos que dieron su vida, unos sin saber por qué y otros conscientes de que lo hacían por su patria, a pesar de que sabían que no serviría para nada ( "pobre España, le dijo su segundo al almirante, asintiéndole éste con la cabeza, cuando arrumbaron hacia los americanos"), hay que puntualizar lo siguiente:
- Fue el general Ramón Blanco, que asumió el mando por órden de Madrid, quien  ordenó al almirante que saliera, y lo hizo de día porque así lo decidió quien estaba harto de navegar. Hay que tener cierta idea de lo que es navegar de noche  (con los medios de entonces),  la variación de fondo que se puede dar en horas  y el número de victimas en un naufragio de noche.
- D. Juan de Lazaga capitán del Oquendo no se suicidó. Además de las versiones de numerosos testigos de la época, el capellán W.G.Cassard, del Indiana encontró el cuerpo sin ningún tiro en la sien -tal como dice Vd. Sr. Losada-.  Murió ahogado no sin antes haber procurado dejar a salvo tripulación.
- No se puede llamar cobarde a un marino que sale delante de su escuadra y arrumba directamente al enemigo para intentar que se salve alguno de sus barcos. Así lo reconocieron los americanos. Evans le dijo al estrecharle la mano: caballero sois un héroe, habéis realizado el acto más sublime que se recoge en la historia de la Marina.

                                                                          
- Durante su detención en  le ofrecieron su libertad a cambio de "no hacer armas durante la guerra";
contestó que no se lo permitian sus ordenanzas (a los pocos días concedieron la libertad incondicional a todos los presos). También rehusó una oferta de más de 20.000 dólares (de aquella época) por viajar por los EEUU dando conferencias.
- ¡Qué tiene que ver el franquismo con su rehabilitación!  Lo hicieron los tribunales de la época y el clamor popular. Con su causa  sobreseida, fue desagraviado y posteriormente nombrado Jefe del Estado Mayor de la Armada, Capitán General de Marina del Ferrol y, entre otros cargos senador vitalicio.
Para finalizar, cuando le recibió el Ministro de Marina Ramón Auñón le dijo:
- Siento mucho lo sucedido General. Supongo que habrá perdido todo lo suyo en el naufragio.
- Así es -contestó el almirante Cervera-. todo menos el honor.
Le recomiendo a este autor que lea la carta de Angel Luis Cervera Fantoni, bisnieto de aquel almirante Cervera Topete y nieto de Ángel Cervera, teniente de navío, que ayudó a su padre a alcanzar la costa a nado. Esto si es cierto.
Imagino a los familiares de aquellos héroes, por culpa de los políticos de turno, riéndose al ver a Gila haciendo chistes con el elevado número (tampoco es real), de muertos que allí quedaron.

                                           Al Vicealmirante Cervera, bizarro militar, 
                          entendido marino, esclavo fiel de su deber, modelo de abnegación,
                                caballerosidad y virtudes cristianas.
                                La Patria honra su memoria. R.I.P.A.
                                          
                                                                (Lápida de su tumba en el Panteón de Marinos Ilustres)                         

11 comentarios:

  1. Es lamentable,Urdanautorum, esta tendencia impuesta de falsear la Historia, de ocultar los hechos o de inventarse otros, de manipular las causas, en que se ha embarcado la progresia y la izquierda más radical y montaraz de este país.

    El otro día tuvo una discusión en un acto,con un profesor de Historia que por cierto escribe en EL PAIS, que negaba que en 1934 el PSOE hubiera intentado un golpe de Estado contra la República.
    Ante la evidencia de los hechos que le exponía, argumentaba que todo eran falacias de la derecha mediática y de falsos seudohistoriadores.
    Le dije que no por repetir mil veces una mentira, esta se convertía en verdad y que las hemerotecas están ahí.
    Pues se fue,querido Urdanautorum,a a la francesa y con malos modos.
    Así es esta caterva.

    ResponderEliminar
  2. Querido Ramón:
    Tanto los nacionalistas, como la izquierda garbancera (así la llama uno de los compañeros de Natalia), se han empeñado en reinventar la historia de la forma y manera que más les convenga a sus aspiraciones políticas y lo peor de el caso es que de tanto repetirla a su manera, terminan creyénbdosela y actúan como ese individuo del que habla Natalia.
    En fin, me remito a mi comentario hecho en tu post anterior.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Perdona mi ignorancia al rspecto de los incidentes que mencionas y al no tener fechas no puedo ubicarlos en tiempo y forma.
    Me siento un poco avergonzada por estar desinformada.
    No conozco los personajes y por lo tanto, no puedo dar mi opinión.
    Lo que puedo decirte es que detesto la mentira y te apoyo en eso.
    Un beso afctuoso

    ResponderEliminar
  4. Sí Natalia. Este es un hecho lejano que me ha motivado traerlo aquí leer una carta actual de un marino que escribe a su hermano perdido en la mar durante una regata; un suceso dramático.
    Estamos viviendo cómo intentan reescribir la historia, incluso calumniando, impunemente, a los personajes que les conviene.
    Argumentos viscerales hay que eludirlos porque no hay razonamiento posible.

    ResponderEliminar
  5. Sí Terly, esta es la clase de profesorado que tenemos en Cataluña. Esto, unido al apoyo de fuerzas políticas nacionalistas, incluido el PSC, y los medios cautivos del gobierno regional, intenta a todas luces apartarse de España ideológicamente, para llegar a la independencia total. Esta es la realidad, la intención de este nacionalismo retrógrado.

    ResponderEliminar
  6. Querida Juliana, perdona que haya traido un asunto tan lejano en el tiempo, pero tan entrañable para muchos españoles, que aunque no lo hayamos padecido en nuestra carne, sentimos y respetamos nuestra historia.
    Se trata de un hecho relacionado con la pérdida de Cuba y la escuadra norteamericana.
    Un principal protagonista fue el Vicealmirante Cervera, persona controvertida, pero que sólo un cretino puede llamarle cobarde.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Perdóname tú a mí, porque el haber pasado (involuntariamente) toda mi vida en un país que no fuera el mío,me ha conducido por el estudio de asignaturas distintas y fué así como la historia de España fué reemplazada por la de Argentina.
    Recién despuès de la Gerra Civil y de la 2ª Gerra Mundial, ya en mi adolescencia, comencé a interiorizarme de lo que sucedía en España, pero sin profundizar en las cuestiones políticas, solo informarme sobre costumbres , idiosincrasia de de sus habitantes y todo lo relacionado al devenir de los tiempos, con su evolución y notable progreso comparado a lo existente antes de nuestro emigrar.
    Ignoro si mi esplicación justifica mi ignorancia, pero creo no tener ya la ocasión de rectificarla
    Un emotivo abrazo

    ResponderEliminar
  8. Sr. Urdanautorum, veo que uested como yo no se acaba de creer la versión que ha circulado en los medios sobre el guardia civil - conductor.

    Esperemos que hable la Justicia pero, de netrada, son actividades incompatibles, según parece, así que tanto él como la dirección del centro incurren en corrupción.

    En el tema del no socorro es donde el asunto toma carácteres dantescos.

    Los padres de las niñas, estarán indignados, me imagino, y los padres de los acusados espero que estén avergonzados de la ralea que han echado al mundo.

    Por cierto, sepa que disfruto con sus post de historia naval, amigo, que le agradezco infinito.

    Un abrazo, amigo mío.

    ResponderEliminar
  9. Hola D. Alfredo, sin querer he borrado mi anterior contestación a su comentario.
    Principalmente era darle las gracias por su comentario.
    Un abrazo amigo y espero que su madre se restablezca pronto.

    ResponderEliminar
  10. Pasé a saludarte, Ramón y a dejarte un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, querido amigo, por venir a visitarme y dejar tu huella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenidos sean todos los comentarios, salvo aquellos provocadores, injuriosos o que expongan falsedades o críticas perversas, siendo responsabilidad de los autores el contenido de los textos.