lunes, 12 de octubre de 2009

12 DE OCTUBRE FIESTA DE LA HISPANIDAD Y DE LA GUARDIA CIVIL




Acabo de ver el desfile de las FFAA y, con agrado, como de costumbre, he oido como arreciaban los aplausos al paso de la GUARDIA CIVIL.
Lo escribo con mayúsculas porque todos españoles, sobre todo los de determinada edad, que nos han denunciado los de Tráfico en cualquier lugar de España, o nos hemos cruzado con ellos por la montaña o la playa, en el pueblo, en los aeropuertos y también en la mar, se han sentido protegidos. Digo todos  porque los que no sienten ese respeto y admiración a un cuerpo tan entregado al prójimo, que ha prevalecido a guerras civiles, gobiernos adversos y regímenes diversos desde su fundación por el Duque de Ahumada para luchar contra el bandolerismo después de la guerra del francés, lo son sólo de DNI.
Todos los años, siento alegría en esta fecha, viene a mi memoria ráfagas de nuestra historia, de las grandes obras y gestas, que es lo que prevalece; no las mezquindades y traiciones que desgraciadamente ha soportado nuestra patria, en ocasiones por aquellos prohombres que se hacían pasar por valedores; generalmente cortesanos de fácil enriquecimiento. Una alegría que se transforma en tristeza cuando a mis elogios se oponen los agravios de obra y palabra que llevan a cabo la caterva de separatistas contra la benemérita y la festividad en general.


Pasaría como una anécdota el que la Esquerra Republicana conmemorara esta fiesta publicando a bombo y platillo la "butifarrada" que celebran como cada año, a no ser que nuestro gobierno, el de España, que tiene el deber de defender la unidad nacional, no estuviera aliado con estos individuos, llegando incluso a enviar como representantes, de no sé quién, a Carod Rovira, al "Estado Vaticano", con motivo de la canonización de dos españoles.
Hoy sólo entristece la festividad la memoria de todos los compañeros caidos; nuestro recuerdo para ellos y los mejores deseos para los familiares de esos héroes. Siempre vienen a mi memoria dos imágenes de esa crueldad: un guardia civil de tráfico de Vic con su hija en brazos y un niño con el tricornio de su padre en las manos, asesinado por esa lacra.
Me uno al reconocimiento de los españoles de bien a través de internet y les deseamos que pasen en compañia de sus familiares este día grande de la Guardia Civil.
Gracias.
¡Viva la Guardia Civil!
¡Viva España!

5 comentarios:

  1. Una vez que ahora parece que me lo admite, transcribo el email que te he enviado a tu correo electrónico y que en su momento no me fue posible publicar aquí:

    "Querido Ramón:
    He leído en tu blog y he disfrutado enormemente haciéndolo, el post que escribes homenajeando a nuestra querida Guardia Civil, siempre bien valorada, por su defensa de muestras libertades y por su protección, como ángel custodio, de los riesgos del terrorismo y de la delincuencia generalizada.
    Mis felicitaciones por tu post así como por este día de la Hispanidad que tanto debe enorgullecernos a quienes nos sentimos españoles de verdad.
    He querido hacer este comentario en tu blog pero no ha sido posible, creo que te has olvidado de abrir la posibilidad de los comentarios a la entrada.
    Un fuerte abrazo, amigo"

    ResponderEliminar
  2. Mi apoyo incondicional para la Guardia Civil, y un fuerte abrazo,en especial para las familias de todos los asesinados y caidos en la lucha contra el terrorismo.
    Gracias por velar por cada uno de nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Tienes una manera muy particular de desarrollar tus post dándole un toque personal,ubicàndolo como un hecho histórico de verídicas afirmaciones, como un valor añadido a lo que logras expresar,
    con la fuerza de tus convicciones. Todo lo poco que de tí leí me causó esa grata impresión

    Tus definiciones de la Guardia Civil son excelentes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. S. Urdanautorum, desde mi agradecimiento más sincero, reciban un estrecho abrazo usted y sus visitantes por el apoyo que han prestado a mi homenaje a la Guardia Civil.

    Con todo mi afecto, amigo.

    Rajoy y Zapatero, repugnancia y hastío infinitos

    ResponderEliminar
  5. Gracias amigo Ramón por tu visita. Ya he visto en el blog de Amicorum que vuestras navegaciones van viento en popa y a toda vela...
    ¡Menuda vela!...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bienvenidos sean todos los comentarios, salvo aquellos provocadores, injuriosos o que expongan falsedades o críticas perversas, siendo responsabilidad de los autores el contenido de los textos.